Quetzalcóatl, el dios de los tacos

Todos en algún momento hemos escuchado hablar de Tlaloc, Huitzilopochtli, Quetzalcóatl entre muchos otros dioses de la época prehispánica.

Güerito, sabemos que la mayoría de nosotros no recordamos ni lo que desayunamos, aquí te vamos a refrescar un poquito la memoria de quienes eran.

Huitzilopochtli, su nombre significa “Colibrí Azul a la Izquierda,” era el dios Azteca del Sol y la guerra.

Quetzalcóatl, es la Serpiente emplumada, que incorpora la fuerza de la Tierra y la fuerza del Cielo.

Tlaloc, es el dios de la lluvia y la fertilidad en la mitología Azteca.

Bueno, ya que recordamos un poquito, aquí les va algo que posiblemente no sabían de una de estas deidades.

Gracias a Quetzalcóatl el día de hoy tenemos el maíz, por lo tanto, sin él, los tacos no existirían.

En la época prehispánica los habitantes sólo comían lo que podían cazar, frutos y raíces y pos dijeron “ya chole con esto”, siempre lo mismo y querían encontrar algo nuevo, por lo que le pidieron a los dioses que les hicieran paro pa’ comer más sabroso.

Ellos sabían que existía el maíz pero estaba anquelachi‘, estaba escondido… básicamente no estaba a su alcance.

Para esto otros dioses habían intentado echarles la mano separando las montañas pa’ que pudieran pasar y agarrar el maíz, pero se les agüitó todo el rollo porque nunca lo lograron.

Hasta que un día, mandaron a sus sacerdotes a que le pidieran a Quetzalcóatl que les echara la mano y el les dijo “sí se hace”.

Quetzalcóatl decidió irse por la inteligencia en vez de la fuerza bruta, por lo que se hizo un animago y se convirtió en una hormiga negra, se le pegó como chicle a otra hormiga roja la cual lo guió hasta donde estaba el maíz.

Se rumora que el camino no fue fácil y que le tomó varios días, pero al final lo consiguió.

Regresó al pueblo con el grano del maíz y se los dio para que lo cultivaran, bien dice el dicho, “Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda la vida.” y eso fue lo que pasó.

A partir de ahí se dedicaron a cultivar y cosechar el maíz. De ahí fueron haciendo sus pruebas y demás dieron con la nixtamalización y ¡tadaaa! Nacieron los tacos.

Compartir: