¿Ya conoces el Pueblo Mágico Real de Asientos?

El Pueblo Mágico Real de Asientos, es un paraíso gastronómico, de colores y experiencias.

A pesar de ser un Pueblo Mágico bastante pequeño, aquí podrás hacer y experimentar cientos de cosas distintas, por ejemplo: túneles subterráneos por su pasado minero, hermosas obras de arte religioso, un cementerio habitado por los pobladores más antiguos del estado y soberbias construcciones coloniales que muestran siglos de historia y tradición.

La historia de este lugar es bastante peculiar…

Ha sido un pueblo minero a partir de 1548, dos años después de que el español Juan de Tolosa recibiera como regalo una roca de brillo singular de manos de un indio chichimeca, cuando supo que esa piedra venía del Cerro de la Bufa, pasó el chisme a Diego de Ibarra, quien era el mero mero, porque era quien poseía las tierras por mandato real, y ordenó el inicio de la explotación de las minas de Nuestra Señora de los Tzacatecas, cimientos del Real Minero de los Asientos de Ibarra.

¿Qué hacer?

En la Plaza Principal sale un pequeño tren turístico conocido como “El Piojito”, que recorre los edificios representantes del lugar, El Piojito comenzó a operar desde la primera mitad del siglo XX, pero en ese entonces transportaba minerales  desde la Mina Santa Francisca hasta la Estación San Gil.
La primera parada es el Santuario de Guadalupe.
Panteón de la cruz, aquí sus bardas tienen murales que hablan del  Día del Juicio Final y es el más antiguo todo de Aguascalientes, pues se construyó a mediados de los 1700 para hacer frente a una epidemia de gripe que atacó gravemente a la población.
En la Plaza Juárez se encuentra la Parroquia de Nuestra Señora de Belén, en su campanario se encuentra la campana más antigua de Aguascalientes, traída de Europa en los 1600.
Debajo de esta parroquia existen una serie de túneles que sirvieron como acueductos subterráneos durante el esplendor minero, y que fueron excavados para proteger a la Parroquia de las filtraciones que amenazaban su estructura.
Los guardianes de la parroquia organizan recorridos para que los turistas puedan recorrer esta serie de pasadizos, aquí puedes econtrar piezas de arte exclusivas en el continente, como una imagen que representa la circuncisión del Niño Jesús.
En el Ex Convento de Tepozán, se encuentra la Iglesia del Señor de Tepozán, santo patrono de los mineros, la Capilla del Cerrito y los antiguos claustros que actualmente funcionan como un museo con piezas religiosas y una muestra sobre las etnias africanas que fungieron como mano de obra esclava en las minas.
Cambiando un poco la temática religiosa, uno de los sitios más imponentes en Real de Asientos es el Acueducto elevado, ubicado al oeste de la ciudad y cuya finalidad era facilitar la transportación del agua hacia la ciudad, pero que los bandoleros utilizaban como vía de escape.
También puedes ir al Museo del Minero, que junto con la Casa del Minero explora la vida de estos trabajadores de la tierra desde algunas de las piedras extraídas del subsuelo, hasta fósiles y huesos de animales extintos encontrados en sus excavaciones, herramientas y equipo que se utilizaban en la perforación de las minas y en la extracción del mineral, vagones del antiguo tren minero, carteles y fotografías .
Otra opción es el Museo Vivo de Cactáceas, que en una superficie de más de 25 hectáreas ofrece a sus visitantes un panorama de la vegetación regional, desde la más común hasta las clasificadas como exóticas, que provienen de países como Sudáfrica y Madagascar

Vamos ahora a lo mero bueno, a la comida.

Pues para empezar puedes disfrutar de gorditas de diferentes rellenos, así como las típicas enchiladas con tortilla sancochada y frita, rellenas de papa con chorizo y servidas con crema, queso y lechuga.
En el restaurante Puente Nacional, en el Museo del Minero puedes probar  el conejo a la chichimeca, antes de que digas “achis y ese que tiene o que” aquí te decimos güerito, se prepara con jitomate, cebolla, chile jalapeño crudo, aceite, pimienta, ajo y sal.
Y ahora pa’ descansar como rey, entre los hoteles más populares se encuentran las Villas del Bosque, con amplias habitaciones de dos camas matrimoniales y una individual, las Villas del Real, un modesto alojamiento con los servicios más básicos, y el Hotel Altamira, también sencillo pero muy cómodo y con un agradable restaurante.
No lo dudes, visita este Pueblo Mágico, no te arrepentirás el turismo en este Pueblo Mágico aumentó un 25.21 por ciento, en comparación con el mismo periodo del año pasado.
Compartir: