Pásele güerito, échese sus sopes

 Los sopes se encargan de llenar no sólo nuestro estómago, sino también nuestros corazones.

Como bien sabemos güeritos, existen demasiados platillos elaborados a base de masa de maíz, uno de ellos son los sopes. Así que nosotros te vamos enseñar a hacer sopes.

Los sopes son unas tortillas algo gruesas, de tamaño mediano, a las que después de cocidas se les pellizcan las orillas. Este borde que se forma al pellizcar las orillas nos sirve para evitar que se derramen los rellenos que le pongamos.

Se pueden preparar de forma redonda; en otras, ovalada; chicos o enormes, ya sabes según el hambre que traigas en el momento. Por:

Los sopes pueden freírse en aceite o manteca de puerco, o sólo cocinarse en el comal sin grasa alguna pero pa’ que amarre, te recomendamos ferírlos un poco.

Tipo de receta:Cocina mexicana, Sopes

Tiempo de preparación: 30 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Alcanza: para 10 sopes

Aquí te decimos cómo prepararlos:

Ingredientes

Pa’ la masa (10 sopes:)

  • 1 ½ taza de harina de maíz Maseca
  • 1 ¼ taza de agua tibia

Pal’ relleno

  • 4 cucharadas soperas de aceite vegetal o manteca de puerco
  • 1 taza de frijoles refritos
  • 1 ½ taza de carne de res o de pollo deshebrado
  • 2 tazas de lechuga finamente picada
  • ½ taza de crema mexicana
  • ½ taza de queso fresco desmoronado
  • ¼ de taza de cebolla blanca finamente picada
  • Salsa roja o verde al gusto

Guarnición adicional

  • 1/3 de taza de rábanos finamente rebanados
  • 1 aguacate partido en cubos o en rebanadas
  • ½ taza de tomate partido en cubos finos
  • Chiles jalapeños y zanahorias en escabeche

Notas:

  • Como todo lo bien hecho en esta vida, los sopes se llevan su buen tiempo, por eso es recomendable hacerlos cuando tenemos en el refrigerador algunos sobrantes de frijolitos y carne guisada o pollo cocido; de esta manera tendremos los ingredientes listos a la hora de prepararlos.
  • Vas a necesitar una bolsa de plástico — como las que se usan para guardar alimentos en el congelador —, un comal y una tortillera.

Con las manos en la masa

  1. Mezcla la harina de maíz con el agua tibia en un tazón mediano y amasa hasta que quede muy bien integrada. (La masa tiene que quedar suave pero no pegajosa).Al terminar, cubre la masa con una servilleta de tela húmeda para evitar que se seque.
  2. Divide la masa en 10 bolitas del mismo tamaño y cúbrelas de nuevo con la servilleta de cocina.
  3. Calienta el comal a temperatura media alta
  4. Corta la bolsa de plástico en dos cuadros iguales. Coloca una pieza de plástico en la tortillera y pon encima una bolita de masa; cubre con el otro pedazo de plástico y cierra la tortillera presionando suavemente la agarradera para formar una tortilla gruesa de tamaño mediano.
  5. Coloca la tortilla en el comal caliente con un movimiento rápido. En cuestión de un minuto voltea el sope a que se cocine por el otro lado. (No lo dejes cocinar mucho tiempo porque se secará la masa). Vuelve a voltear a que se cocine por otro minuto. Da una última volteada que será de 20-30 segundos de cocción aprox y sácalos del comal.
  6. Déjalo enfriar solamente unos 45 segundos y entonces empieza a formar el borde pellizcando las orillas con tus dedos.

Pa’ servir los sopes:

  1. Calienta el aceite o la manteca de puerco en un sartén (o en un comal). Coloca los sopes en el sartén y fríelos ligeramente durante 30 segundos por cada lado; ese será tiempo suficiente para calentarlos y que se doren un poquito. Retira los sopes del sartén y ponlos en un plato cubierto con toallas de papel para que absorban el exceso de grasa.
  2. Ahora sí, a ponerle los frijolitos, la carne de tu preferencia, la lechuga y cualquier otro ingrediente que hayas seleccionado como relleno o guarnición. Sírvelos con salsa a tu gusto.

Compartir: