Los Montados de Chihuahua son amor en un bocado

Los Montados de Chihuahua son amor en un bocado.

De frijoles con asadero, chile relleno, chicharrón, asado de puerco, chile del árbol, chile pasado, carne deshebrada de res en salsa verde o roja, el montado de Chihuahua es una bendición hecha comida.

El montado es un tipo de burrito elaborado con tortilla de harina de trigo que envuelve diferentes guisos norteños, y sobre ellos se monta una sábana de queso cremoso y artesanal, mejor conocido como queso asadero. Este platillo lo es todo para los paladares chihuahuenses.

La historia regional cuenta que el montado es un platillo único de Chihuahua, que nació en los tiempos de la Revolución Mexicana (1910 -1921), cuando arribó el general Francisco Villa y sus secuaces a la capital del estado.

En el tiempo de la Revolución Mexicana,  las adelitas improvisaban en puestos de comida, por el modo de transporte y el modo de enredar la tortilla les llamaron mulas o burros. Con el paso del tiempo, se degeneró el término a burrito y después surgió la variación de ponerle queso o asadero al platillo. De ahí le nombraron montado.

Mientras en otras partes del país, un platillo “montado” consiste en la colocación de un huevo estrellado encima, por ley, los montados de Chihuahua se crea al servir el guisado sobre una cama de frijol y asadero sobre una tortilla de harina y al contacto con el guiso caliente producen hebras de queso.

Esta herencia culinaria ha permitido que el negocio de Arturo Moreno, llamado Burritos y Montados América siga en pie desde hace más de 34 años, el local está ubicado a un costado del complejo industrial de la ciudad de Chihuahua.

La especialidad de Arturo Moreno por más de 50 años han sido las tortillas caseras ya que las prepara desde niño, por lo que te garantizamos un sabor increíble en cada bocado.

Diariamente, amasa 15 kilogramos de harina de trigo que combina con manteca vegetal, polvo para hornear, sal y agua hirviendo. Deja reposar la mezcla durante unos minutos y después forma pequeños testales de masa que extiende con un tubo de PVC y en cuestión de segundos, logra unas tortillas delgadas de más de 30 centímetros de diámetro.

De frijoles con asadero, chile relleno, chicharrón, asado de puerco, chile del árbol, chile pasado, carne deshebrada de res en salsa verde o roja, lomo de res con aguacate o de lengua, hay que consumirlo a cualquier hora del día, como plato principal o como comida rápida y generalmente acompañado con una salsa brava de chile del árbol o piquín y un refresco bien frío. Con más de 500 calorías, no volverás a comer hasta dentro de varias horas.

Por eso nos encantan estas pequeñas bendiciones chihuahuenses.

 

Compartir: