Limonada para niños inmigrantes

Si la vida te da limones… por lo general diríamos échaselos a tu taco, pero en esta ocasión diremos has limonada.

Trabajar desde pequeño para poder comprar algo es algo que hacemos mucho aquí en México, ya sea vendiendo pulseras, ayudando a hacer las tareas del hogar, si estas más grandesito cuidando niños más pequeños, y eso es algo digno de admirarse.

Pero cuando trabajamos para ayudar a otros es simplemente hermoso.

De una manera totalmente gringa para luchar contra un tema vergonzosamente anti americano, un niño de seis años abrió un puesto de limonada en Atlanta, Georgia, con el objetivo de recaudar dinero para ayudar a los niños separados de sus padres en la frontera con México.

Cuando Shannon Cofrin Gaggero, madre de dos hijos, explicó lo que estaba sucediendo con las familias inmigrantes en la frontera, su hijo de seis años estaba ansioso por ayudar. Shannon estableció una meta de 1,000 dólares para la campaña de recaudación de fondos para el puesto de limonada, una cifra que consideró “realista”. Sin embargo, el resultado fue demasiado realista. En sólo tres horas, la recaudación alcanzó el objetivo de 1,000 dólares. Seis días después, alcanzó los 13,000.


Todas las ganancias del chamaquín beneficiarán al Centro de Refugiados e Inmigrantes para el Servicio Legal y de Educación (RAICES), una organización sin fines de lucro de Texas que ofrece servicios legales gratuitos y de bajo costo a los inmigrantes.

Con la esperanza de comenzar a ayudar a la organización lo antes posible, Gaggero decidió cerrar la campaña en internet luego de que alcanzara los 13,000 dólares para poder eludir el sistema de pago de dos semanas de Facebook para la recaudación de fondos.

Un consejo rápido para cualquier niño que pueda estar leyendo esto: No todos lo puestos de limonada ganan 13,000 dólares por semana y tristemente, así que… ¡No quieras dejar la escuela!

Pero sí busquen cómo ayudar a los demás, eso siempre es muy importante güeritos.

 

Fuente: Vice

 

Compartir: