Las leyendas mexicanas que reflejan nuestra cultura

Las leyendas mexicanas son tan importantes y están tan arraigadas a nosotros los mexicanos casi como el maíz.

Definitivamente nuestra cultura esta llena de leyendas mexicanas, historias y mitos que se remontan desde la época prehispánica, las cuales se van modificando con el tiempo, van cambiando y evidentemente las van modernizando.

En esta ocasión les vamos a contar un poco, una historia general de las diferentes leyendas más representativas de México.

¡Atención, estamos conscientes que hay más de una versión y la que les contaremos NO es la única y definitiva! Si no es la que conoces, no te me enojes güero, ya conociste un poco más de la cultura de México cruzando tu estado.

La llorona

Leyendas mexicanas

La historia de La Llorona que les contaremos se remonta a la época a de la Nueva España, donde una mujer indígena y un español se enamoran y tienen tres hijos, sin embargo estos nunca se casaron por el qué dirán de la sociedad, puesto que el españolito pertenecía a la clase alta y tenía su reputación que perder.

Ella le insistía en casarse, en formalizar su relación, el seguía negando la petición de la joven, un día se hartó y la dejó para casarse con una mujer española y mantener su reputación.

Cuando la joven indígena se entera de lo ocurrido, dolida y enojada toma a sus tres hijos, los lleva al rio y tomándolos con fuerza los sumerge hasta dejarlos sin vida, llena de culpa por sus actos decide terminar también con su vida en ese instante.

A partir de esa noche se escucha el llanto de la joven, gritando de dolor y lamentando la muerte de sus hijos en el rio y las calles de la ciudad.

El Charro Negro

Esta leyenda narra la historia del diablo en persona.

Cuenta la leyenda que un hombre alto, delgado, muy bien parecido lleva puesto un traje fino de charro completamente negro, cabalga su robusto caballo negro azabache por las calles a altas horas de la noche, cada que se encuentra a una persona vagando por las calles los invita a a compartir su montura y llevarlos a su destino.

Leyendas mexicanas

Para convencerlos a los hombres les ofrece altas cantidades de dinero y a las mujeres las seducía con palabra dulces y les ofrecía flores para que cayeran en sus encantos.

El Charro Negro lo que buscaba era recolectar las almas de aquellas personas que NO tengan un corazón puro y libre de avaricias.

Así que si las personas a las que les ofrecía el viaje aceptaban, ese sería el último viaje que harían con vida, el Charro Negro se llevaba sus almas al purgatorio y no regresaban.

Cuentan que en ocasiones el Charro cabalga por las calles y lo único que busca es una buena plática, quienes le conceden esto, van acompañándolo mientras el cabalga a un trote muy lento, al llegar el amanecer el Charro desaparece.

Pascualita

Esta leyenda es bastante nueva (a comparación de las otras), nació en 1930 en Chihuahua.

Cuenta la leyenda de “la Pascualita” o “la Chona” la hija de Doña Pascuala Esparza, quién tenía una tienda de vestidos de novia llamada La Popular.

Leyendas Mexicanas

La hija de Doña Pascuala, era una hermosa joven quién estaba a punto de casarse, sin embargo en el día de su boda fue mordida por una viuda negra y falleció ese mismo día.

Doña Pascuala quedó muy afectada por la muerte tan repentina de su hija que embalsamó su cuerpo momificándolo y lo colocó vestido de novia en la vidriera de La Popular para así ser por siempre la novia que no pudo llegar a ser.

Leyendas Mexicanas

Con el paso de los años los empleados, turistas y clientes de la tienda sienten la mirada de este maniquí y comentan que también cambia ligeramente de posición cuando nadie la esta viendo.

Es muy espeluznante el detalle que tiene este “maniquí” desde el cabello hasta las uñas de los dedos, los pliegues en las manos, el detalle es tal que no suena muy osada la idea de que sea un cuerpo embalsamado.

Leyendas Mexicanas

 

La Planchada

Esta leyenda narra la historia de Eulalia, una joven y bella enfermera que trabajaba en el Hospital Juárez en la Ciudad de México, quién se rumora murió sepultada en el temblor del 85′.

Como muchas de las leyendas mexicanas, tienen un trasfondo de desamor y esta no podía ser la excepción.

Leyendas mexicanas

Todo inició cuando ingresó al hospital un nuevo médico del cual se enamoró, a pesar de escuchar los rumores que él coqueteaba con las enfermeras, a ella no le importó eso y lo conquistó, un día el doctor le propone matrimonio y le prometió a Eulalia casarse con ella apenas regresando de un seminario de 15 días que iba a ser fuera de la ciudad.

El doctor se va al seminario y un compañero de Eulalia le confiesa algo que ya todos sabían en el hospital, pero el doctor se había encargado de mantenerlo en secreto a sus oídos; realmente él había renunciado al trabajo y se había ido de la ciudad para vivir la luna de miel con su verdadera esposa.

Ella decidió hacer caso omiso y esperar, hasta que un día no pudo más, se amargó y malhumoró aceptando su engaño, por lo que en despecho empezó a tratar mal a sus pacientes, inclusive empezó a atener acciones negligentes hacia ellos, ya más de anciana días cercanos a  su muerte también cayó enferma y se arrepintió del trato que les había ofrecido a sus pacientes y empezó a hacer las cosas bien, a arreglar sus errores.

Leyendas mexicanas

Llega el día del sismo del 85′ y ella muere. Se rumora que después de esta fecha mucha gente ha presenciado a Eulalia en el hospital atendiendo a los pacientes de una manera impecable, inclusive el mismo personal del hospital no es inmune a su presencia, ya que comentan que también ellos la han visto o son despertados por su espíritu al cambiar de turno.

Le dicen La Planchada por su uniforme impecable.

Estas son algunas de las leyendas más representativas de nuestro queridísimo país, dinos cuál es la que más te gustó y cuál te gustaría leer.

ENCUENTRA TODAS LAS TAQUERÍAS CERCA DE TI

descargar taco guru

 

Compartir: