KFC salvó la vida de chica con aracnofobia

Según BBC Focus, Reino Unido es el hogar de tres arañas que podrían o no estar interesadas en morderte:

La araña de sótano

La araña roja y

La falsa viuda.

“Básicamente ninguna” es realmente peligrosa, pero ¿por qué alguien tomaría ese riesgo?

Demi Sweeney, una estudiante de criminología de 22 años, que decidió que valía la pena pagar 13 libras (354 pesos) para una entrega a domicilio, si eso significaba que el repartidor podría estar dispuesto a deshacerse de la araña de la pared de su apartamento.


(Estamos de acuerdo que pudo haberse comprado como un millón de taquitos de la esquina, bueno tal ves no tantísimos, pero sí muchos.)

Sweeney le dijo a Metro que notó la araña en su pared a primera hora de la mañana e intentó lidiar con ella por sí misma. Buscó en Google técnicas para deshacerse de la araña, pero no se atrevió a poner en práctica ninguna, y trató de llamar a sus amigos, quienes le dijeron, “Nop, paso definitivamente”. Un amigo sugirió que si ella pedía su almuerzo a domicilio, podría ser capaz de convencer al repartidor de que se ocupara del problema, así que describió la situación en la sección de Comentarios de su pedido y explicó la situación al servicio a cliente.

“Pedí una hamburguesa de filete [de KFC] con popcorn chicken y una Pepsi, pero no alcanzaba el costo mínimo para la entrega, así que agregué una galleta y el total llegó a 13 libras”, aclaró Sweeney.

Cuando llegó el repartidor, ella confrontó su miedo el tiempo suficiente para pasar corriendo junto a la araña y bajar las escaleras para dejarlo entrar, y luego se enteró de que el repartidor también le tenía miedo a las arañas.

Después de “rogarle” un poco, el tipo subió las escaleras con un puñado de papel higiénico, accidentalmente tiró a la araña de la pared, hacia el piso, y finalmente la atrapó y se deshizo de ella. “Joe, eres un verdadero SALVAVIDAS”, escribió después en Twitter.

KFC salvó la vida de chica con aragnofobia

Sweeney admitió que era aracnofóbica desde hace mucho tiempo, y ha sufrido episodios de insomnio porque ha llegado a pensar “que una o varias arañas estaban en mi habitación en todo momento”. A pesar del miedo, dice que su héroe atrapa-arañas de Deliveroo fue probablemente algo de una sola vez, porque realmente no hay razón alguna para gastar 354 pesos en una comida de KFC.

“Otro ejemplo de cómo las generaciones más jóvenes carecen de sentido común y no pueden hacer nada sin Google”, se lamentó una persona en Twitter. “¡Este mundo está condenado!”

 

¡Descarga la app!

Fuente:Vice

 

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *