Y a ti, ¿cómo te gustan los cabuches?

Y a ti, ¿cómo te gustan los cabuches?

A ver güero, si ya conoces los cabuches


Y los que no saben qué son, aquí les contamos.

El cabuche es el botón floral comestible de la biznaga.

En San Luis Potosí se acostumbra comer crudos, cocidos, en salmuera o en escabeche.

Su sabor es muy sutil, con una textura firme al primer contacto, seguida de rica suavidad al masticarla, mas o menos como el palmito fresco.

Los cabuches empanizados, saben exquisitos y su consistencia es deliciosa. Una vinagreta que me encanta para comer los cabuches es una mezcla de limón, mostaza y ajo quemado, puedes comerlo en ensaladas o como guarnición de carnes, pescados y aves.

Tristemente, en San Luis Potosí, conseguirlos frescos es una tarea difícil, es más fácil adquirir cabuches de Costa Rica en las tiendas, que de productores locales.

Aquí les va una receta de cabuches empanizados en salsa de chile chino. Por

Tipo de receta:Cocina mexicana, Vegetariana

Tiempo de preparación: 20 minutos

Tiempo de cocción: 30 minutos

Alcanza: para 100 gramos

Ingredientes:

  • 100 gramos de cabuches crudos o en escabeche
  • 100 gr. de harina
  • 2 pza. de huevos
  • 100 gr. de pan molido
  • 500 ml. de aceite para freír.

A darle:

Pa’ los cabuches

  1. Empaniza los cabuches con la harina, el huevo y el pan molido
  2. Fríe en aceite a 185°C hasta que los vean de color dorado.
  3. Sácalos  y ponlos sobre papel absorbente.

P’ la salsa de chile chino

  • 10 chiles chinos
  • 3 jitomates maduros
  • 1 pizca de comino
  • 3 dientes de ajo previamente quemado directo al fuego
  • 1/2 cebolla cincelada
  • 2 cucharadas de aceite
  • sal y pimienta.

Procedimiento

  1. Desivena y hierve los chiles junto con los jitomates por unos 5 minutos.
  2. Muele en molcajete el ajo y la cebolla.
  3. En una olla con el aceite fría primero la pasta de ajo y cebolla seguido del licuado de chiles y jitomate y sazona.
  4. Sirve los cabuches calientes de preferencia y a lado la salsa caliente, acompaña con tortillas recién hechas.

¡Y DISFRUTA!

 

Fuente: Chef Morales

Compartir: