Chiles en Nogada, tradición en un sólo platillo

Chiles en Nogada, tradición en un sólo platillo. Por:

Se cree que fueron las madres agustinas del Convento de Santa Mónica, en Puebla, quienes en 1821 crearon los chiles en nogada en honor a Agustín de Iturbide. Desde entonces este platillo es uno de los más representativos de México.

Es por eso que el día de hoy güerito te vamos a compartir una receta bien sabrosa de los chiles en nogada.

Te aseguramos que no te vas a arrepentir de prepararlos, es más hasta puedes ir practicando y apantalla a la suegra.

Apúntale,ahí te va.

 

Tipo de receta:Cocina mexicana, Chiles

Tiempo de preparación: 120 minutos

Tiempo de cocción: 60 minutos

Alcanza: para 6 chiles

Ingredientes

  • 6 chiles poblanos grandes
  • Hierbas de olor
  • 300 gramos de carne molida de res
  • 2 jitomates asados sin piel
  • 1/2 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 plátano macho frito (picado en cuadritos)
  • 1/2 taza de almendras peladas
  • 1 manzana pelada y picada
  • 1/2 taza de pasitas
  • 100 gramos de acirtrón picado
  • 50 gramos de piñones
  • 1 durazno pelado y picado
  • 100 gramos de nueces en trocitos
  • Azúcar
  • Aceite
  • Sal y pimienta

Para la nogada 

  • 200 gramos de nuez de castilla
  • 1/2 litro de crema ácida
  • 190 gramos de queso crema
  • Un chorrito de vino blanco
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 2 cucharadas de queso de cabra
  • 1/2 taza de leche evaporada
  • Azúcar
  • Sal

Para servir 

  • Granos de granada
  • Hojas de perejil

 

Manos a la obra

  • 1. Asa los chiles y mételos en una bolsa de plástico para que suden, después pélalos y desvénalos. Pero con cuidado güero,  que no se te rompan.
  • 2. Muele los jitomates y fríelos con la cebolla, almendras, ajo, acitrón, pasas, piñones, nueces y frutas en cuadritos.
  • 3. Agrega la carne molida, azúcar, sal y pimienta. Cocina a fuego medio.
  • Para la nogada 

  • 1. Licúa todos los ingredientes.
  • 2. Puedes modificar las porciones para logar la textura y sabor que más te guste.
  • Sirve 

  • 1. Rellena los chiles.
  • 2. Acomoda uno en cada plato y báñalos con la nogada.
  • 3. Decora con granos de granada y hojitas de perejil.
  • 4. Zúmbatelos.
  •  

    Cuéntanos que tal te quedaron y más importante, cómo le quedó el ojo a la suegra.

     

    Referencia: Cocina Delirante

    Compartir: